Alegría sudamericana

[displayAdzone id="8"]

Por: Sergio Andrés Ruíz López, columnista invitado

Comunicador, Sergio Andrés Ruiz López
Sergio Andrés Ruiz López

La noche fría en el Morumbí parecía ser un obstáculo más para Nacional, un estadio lleno en gran parte arengaba a los brasileños a la victoria, no había margen de error.

Solo dos tiros al arco hizo Nacional, uno de Cardona que pudo cambiar totalmente la serie pero que Ceni atajó, no con sus manos ni sus pies, con su experiencia. Sao Paulo se acordó tarde de jugar, un fútbol vistoso y un huracán de ocasiones fueron soportadas con valentía por los guerreros verdes, ni los millones de Kaká, Pereira, Ganso, Luis Fabiano, Bastos y otras súper estrellas brasileñas lograron intimidar a Nacional, que no es un equipo con nómina humilde (tres de sus jugadores están en Selección Colombia), pero sí parecía quedarse corta ante la potencia del rival.

Pero ahí jugó el ímpetu, todos los jugadores del “Rey de Copas” colombiano se vistieron de guerreros, sí, con algo de suerte, pero la misma que los brasileños tuvieron en Medellín. Berrío abandonó sus constantes avances, ya era un defensor más, Ruiz era el único que luchaba arriba ayudado en ocasiones por Cardona, al cual se le notó lento y tardío para la toma de decisiones.

Centro de costado, el balón parecía cruzar los cielos con destino a alguna cabeza, defensiva u ofensiva, pero nada pasó, el balón siguió derecho y entró al arco de Armani, duro golpe para Nacional que tuvo que soportar una terrible marea de ataques, pero ahí valió la experiencia, el nombre, eso es Nacional en copas internacionales, eso que solo lo dan los campeonatos y la trayectoria, MÍSTICA.

Y sorpresa, cuando los incrédulos dudaban del cambio de Copete por Nájera, esa fue la clave, el ingreso de Copete fue un factor determinante para la victoria, Hudson, lateral derecho de Sao Paulo y gran generador de ataque y posibilidades para los brasileños se tuvo que quedar relegado a la labor defensiva, ahí Nacional volvió a coger el balón e igualó las posibilidades.

Llegaron los penales, no hay mucho que decir, Armani se vistió de héroe, como en otras ocasiones. Ceni, arquero mítico, adivinó la mayoría de los balones pero nunca logró atajarlos, y ahí quedó, Ruiz ante Ceni, Ceni ante Ruiz. Decenas de miles de voces quedaron silenciadas ante el dramatismo de esta escena, 3-1 iba la serie y Nacional tenía dos oportunidades de avanzar a la final, y a la primera aprovechó, Ruiz, Armani y todos los jugadores verdes le han dado, o mejor, le retornan el estatus de grande sudamericano a Atlético Nacional.

¿River o Boca?

Esa no es la cuestión, Nacional es un equipo grande de Sudamérica y debe hacer valer esa posición, por fútbol debería ser River, pero Boca tiene historia también, pero será un duelo parejo, sin favoritos, sea quien sea el que gane, se lo merece.

 

Fotografía: Foxsports

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Previous post

35 Kilómetros para disfrutar en familia

Next post

ACORD Antioquia ya prepara el Directorio del Deporte 2015

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *