Viernes , 23 Junio 2017
Inicio » Opinión / Entrevista » Anécdotas que tenía guardadas sobre Antioquia Campeón
Anécdotas que tenía guardadas sobre Antioquia Campeón

Anécdotas que tenía guardadas sobre Antioquia Campeón

Ezequiel Cortés, periodista deportivo

Ezequiel Cortés, periodista deportivo

No pude ir a los Juegos Nacionales para Periodistas Deportivos en Cúcuta, porque aún estoy aspirando al Capítulo Universitario y allí sólo pueden estar los socios de Número, pero si llevo dos meses escuchando las mismas historias de los mismos personajes, que según parece, además de ganar los Juegos, se la gozaron.

Algunas de esas anécdotas son dignas de contar, otras de olvidar, pero como a mí no me dijeron que eran secretas, me tomaré el atrevimiento de contarlas, tal como me las contaron a mí de diferentes fuentes. Espero no molestar a alguno de mis cuasi-colegas, pero si les molesta que le pongan la queja a quien me las contó.

Empecemos por el Bolo, uno de los deportes que le dio el título Antioquia. Juan Carlos Valencia se lució al igual que Juan Fernando Gallego, pero tengo entendido que uno de los integrantes no lo dejaron lanzar ni una sola vez para no dañar el promedio. Mejor dicho, lo único que hizo fue trasnochar. Me refiero a Juan Pablo Tobón.

Marco Antonio Hoyos jugó más o menos, aunque según me contaron fue el más feliz del equipo porque no lo expulsaron y pudo jugar todo el torneo sin contratiempos.

En ajedrez la nota la puso el presidente, quien sorprendió a todos con cuatro triunfos, los mismos que ni él mismo creía. Según me dijeron, una de las partidas las ganó porque al rival le sonó el celular, todo parece indicar que Luis Hernando se consiguió la base de datos de sus rivales y puso al delegado a llamarlos en pleno juego. Mejor dicho una jugada al nivel de Fisher, de Campeón Maestro.

El que sí quedó más aburrido que un caballo (en un balcón) fue Diego Londoño, quien estaba más preparado que unos 15. Sin embargo en la partida definitiva se le fueron los peones y el caballo salió a pastar y perdió. Sin embargo, haciendo eco a las palabras de Maturana, Dilo manifestó que perder es ganar un poco y se colgó la medalla de plata en equipos.

La debacle estuvo en Billar. Se esperaba título con Chemo y lo único que logró fue el título del primer eliminado. Parece ser que el entrenamiento con los tacos lo hicieron en un restaurante mexicano, porque poco se vio en las mesas. Eliminados sin compasión. Alex Otálvaro que clasificó en un selectivo de una jornada, ya contaba con medalla, pero debiendo más que Piscis en la selección.

Lo mismo pasó con Tejo. El capitán estaba más salado que el mar. Con decirles que no anotó un solo punto y en el sorteo para disputar con otro equipo, sacó al archi favorito y al final campeón Boyacá. Reynel Lozano llegó a Medellín para bañarse con agua bendita porque no le salió una, con decirles que fue superado por Danny Marulanda y Luis Hernando Mejía, quienes en su vida habían cogido un tejo.

Me cuentan también que Santi Martínez todavía recrea ese mano a mano con el arquero, ya imaginó todas las diferentes posibilidades de definir, sigue sin dormir, pero dicen que se está preparando, él no se retira sin el oro en fútbol y todos en ACORD lo apoyamos.

Luis Hernando ya tiene conversado a Mao Molina, creo que sería el entrenador de penaltis de ACORD, Marco Hoyos, Germán Restrepo, Jhonatan Mejía y Alex Otálvaro ya están matriculados.

Bueno, mejor me voy, no vaya ser que por hablador no me acepten en el capítulo universitario.

Acerca de Ezequiel Cortés Gómez

Nací en Don Matías, norte de Antioquia, 25 años buscando entrar al medio y aprovechando esta oportunidad que me brinda ACORD. No he trabajado en ningún medio, aunque creo que el medio es este para poder entrar. Mi experiencia como periodista se limita a un periódico veredal llamado Riogrande, donde trabajé tres años, dos de ellos buscando la oportunidad y el otro escribiendo apuntes de mi vereda. Riogrande pertenece a EPM para quienes no la conocen. Soy periodista recién egresado de la Luis Amigó, me encantan los deportes, seguidor de Luciano Gonzalez Sequea, Alonso Arcila y Alfredo Carreño, y de la última generación, me gusta mucho John Jaime Osorio y Mauricio Molano, porque saben de todo. Me pueden escribir en esta página y ahí les respondo. Mi sueño es que me dejen entrar a la Agremiación como socio de número y ojalá no me cobren el ingreso.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*