Colombia, campeón del XXX South American Muaythai Open Championship

En su primera experiencia como organizador de un evento internacional de Muaythai, Colombia se alzó con el título general del certamen, al ganar ocho preseas doradas, seguido de México con seis máximas y Estados Unidos con cuatro.

En el meridiano del 16 de diciembre, en el Coliseo de Combate Guillermo Gaviria, las montañas del Estadio Atanasio Girardot fueron testigos de la nueva historia de un deporte que pinta ser promesa. El Muaythai, que ni siquiera tiene liga afiliada en el departamento, recibió el XXX South American Open Championship.

El pasado sábado fue una primicia de lo que iba a suceder dos días después, cuando los colombianos defendieron la localía y alzaron los brazos en lo más alto del ring. El primero en coronarse campeón fue Lucas Pérez, quien con sus 56 kilogramos de fuerza, logró vencer unánimemente y ser rey de los más jóvenes en su categoría. La segunda alegría estuvo a cargo de Moisés Arango, el paisa a que a sus 16 años es Campeón Panamericano, levantó los brazos al vencer a José Liévano, representante de México en los 60 kilogramos, demostrando que más que promesa, es una realidad.

La primera aparición femenina para los cafeteros, fue obra de Daniela Ramírez, que tras una pelea pareja conectó más veces a su rival Ariana Rodríguez de Ecuador para ser la reina de los 54 kilos. “Fue una pelea muy dura, larga y de mucho cardio, pero a pesar de eso, yo en mi mente quería ganar. Ahí es donde está el éxito de las cosas, de creer que por más difícil que sea esto, hay que tener siempre la mentalidad de que uno puede hacerlo”, afirmó la campeona.

De igual manera, Alejandro Santamaría y Sebastián Rincón fueron oro tras ganarles a Klever Álvarez de Ecuador y Raúl Fernández de México en los 63,5 y 51 kilogramos, respectivamente. A la postre, Juan David Ríos, venció con un knockout al uruguayo Darwin Saavedra en los 60 kilogramos, mientras que Davis Colina se impuso en los 86, al también oriental, Daniel Silva.

Por otro lado, en cuanto a lo organizacional, la Federación Colombiana de Muaythai demostró que está lista para ser eje en la planeación deportiva y referente a nivel social, pues tuvieron casi 90 peleadores y más de 200 personas en gradería cada día. “Esto es solo una excusa para cambiar un niño a la vez”, dijo David González, presidente, entrenador y organizador del certamen.

Anterior publicación

Acord Antioquia homenajó a tres de sus periodistas

Siguiente publicación

El color de la pelota no es lo importante para la familia Galeano Salazar

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *