El color de la pelota no es lo importante para la familia Galeano Salazar

Por: Maria Camila Sañudo Echandía – Sala de prensa Festival de Festivales

Tomás Galeano Salazar resalta en el equipo de la Alcaldía de Envigado en Babybaloncesto 2020, con su entrega, pasión y determinación en las canchas del Coliseo Mayor Iván de Bedout, algo que aprendió de su padre J.J. Galeano, ex jugador y campeón de la Copa Libertadores con Atlético Nacional en 1989.

Aunque el deporte no es el mismo, las metas y los sueños son en común. Por un lado, fue el sueño de ganar la copa más importante en el fútbol suramericano, y por el otro llegar a las grandes ligas como la NBA. A esta historia se une Sara Galeano Salazar, hija de Galeano y hermana de Tomás, pues ella ve a su hermano como un ejemplo a seguir.

El jugador #6 del equipo de Envigado inició sus pasos en el baloncesto hace 7 años, enamorándose desde ese entonces del deporte de la pelota naranja. Actualmente, Galeano los aconseja y les da tips de cómo vivir en el mundo competitivo, gracias a su experiencia y con todo el amor de padre, a pesar que el color de la pelota no es el mismo.

Para la familia Galeano Salazar, ganar o perder es circunstancial, pero tener actitud, fuerza y verraquera no es negociable, frase que siempre el ex verdolaga les dice a los pequeños basquetbolistas antes de un partido.

Anterior publicación

Colombia, campeón del XXX South American Muaythai Open Championship

Siguiente publicación

Esta es publicación más reciente

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *