Gol olímpico: joya escasa

[displayAdzone id="8"]

Por: Daniela Paniagua Jiménez – Capítulo Universitario

Dentro de las definiciones de gol en el diccionario de la Real Academia Española está “entrada del balón en la portería”. Entre las particularidades de esta definición, uno de los ítems señala que el gol olímpico se refiere a un “gol que se realiza mediante un saque de esquina y sin que la pelota toque en su trayectoria a ningún jugador”.

En el lenguaje común y sin tecnicismos, podríamos decir que es una joya o un golazo, como enmarcarían los narradores y aficionados al fútbol, emocionados y admirados de ver la pincelada majestuosa y original.

En el estadio Atanasio Girardot, sólo dos jugadores han logrado esta anotación, Mauricio Molina en el 2005, marcó un gol olímpico. Aunque Independiente Medellín perdió en esta ocasión frente a Atlético Nacional, el recuerdo sigue vivo e intacto. El 15 de junio de este año, ‘Mao’ inmortalizó su gol para siempre con el equipo de sus amores.

Molina se disponía a cobrar el tiro de esquina, desde la tribuna sur arrojaron una bolsa de agua, que le cayó en la espalda, cerca de la zona del cuello, cayó al piso y fue intervenido por el cuerpo médico. Sin embargo, esto no fue impedimento para lanzarla encima del portero Andrés Saldarriaga. El gol entró por el palo de occidental y sobrepasó a todos los jugadores, quienes observaban atentos la trayectoria del balón.

El nacido en Medellín logró otro gol de esta magnitud en Corea del Sur, en 2015 con FC Seoul y ese mismo día se coronó campeón con el elenco coreano.

Omar Pérez, fue el segundo autor de un gol olímpico en el ‘Coloso de la 74’. Nuevamente la víctima fue el equipo verdolaga, el 7 de octubre de 2012. Independiente Santa Fe y Nacional igualaron el encuentro dos a dos. La anotación fue lanzada desde la esquina de la tribuna oriente que limita con sur, esta vez sobrepasó al arquero Christian Bonilla, quien aunque se lanzó no consiguió atrapar el balón hechizado por la magia.

Si nos vamos a los tiempos más antiguos, el primer gol olímpico en Colombia fue en 1948 por Alfredo Castillo de Millonarios ante Atlético Junior en Bogotá. Son 58 goles olímpicos registrados en la historia del balompié nacional. Algunos archivos mencionan que el primero fue hecho por Juan Oliveira, del Once Deportivo, en 1950.

El récord mundial en hacer estas escazas y preciadas joyas lo tiene Ernesto Juan ‘El Cococho’ Álvarez, el argentino marcó 8 goles olímpicos, todos con el Deportivo Cali. Entre lo más épico, es que este jugador logró marcar dos goles olímpicos en un mismo partido, ante Cúcuta Deportivo. Además, ‘El Cococho’ enmarcó el 20 de marzo de 1979 otro gol de los mismos, en la Copa Libertadores de este año ante Quilmes.

El primer gol olímpico reconocido por la FIFA fue el 2 de octubre de 1924, lo hizo Cesáreo Onzori de Argentina ante Suiza; entre los recuerdos gratos de Colombia en los Mundiales, está el gol olímpico de Marcos Coll a Unión Soviética en el Mundial de Chile 1962.

El sábado 15 de septiembre, de este año, el Fútbol Profesional Colombiano fue testigo nuevamente de una anotación olímpica. Gilberto ‘El Alcatraz’ García lo anotó ante América en el minuto 89. Aunque Deportivo Pasto perdió 3 a 1, el fútbol nacional y sus aficionados observaron una vez más esta originalidad.

Si el fútbol tiene momentos palpitantes, emocionantes y memorables, yo diría que el recuero de un gol olímpico indiscutiblemente se enmarca allí, no es un lugar común, es una perla brillante, ¡inolvidable!

http://audiovisuales.icesi.edu.co/audiovisuales/retrieve/185344/fdo01099.jpg.preview.jpg

http://www.eluniversal.com.co/deportes/futbol/el-detalle-de-omar-perez-que-lo-hace-noticia-en-argentina-192795

https://tn.com.ar/deportes/esencial/se-retira-mauricio-molina-el-hombre-que-le-enseno-neymar-patear-tiros-libres_827751

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Previous post

Con 25 equipos se realizará el Zonal de Cundinamarca en Tenjo

Next post

El Mundialito de Bello, con finales inéditas

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *