Jordi Gómez, un alero lleno de superación

[displayAdzone id="8"]

Por: Yeison Velásquez Hernández

La vida de Jordi Gómez, basquetbolista que representa a la Universidad de los Llanos, en los Juegos Nacionales Universitarios Ascún Medellín 2018, es un claro ejemplo de superación. Oriundo de El Retorno, en San José del Guaviare, recuerda cómo fueron sus duros inicios en el deporte, propios del contexto que atravesaba su municipio: “Cuando yo era niño, allá en El Retorno, jugábamos descalzos por falta de recursos. Llegaba a la casa con los pies cortados e hinchados, pero me disfrutaba cada partido, la pasión que sentía por el baloncesto, hizo que me acostumbrara a esa situación”.

Jordi no conoció a su padre, pues la violencia que atravesaba el país se lo arrebató a los 2 años de edad. Fue su abuela, y algunos tíos, quienes se encargaron de criar al que hoy es un destacado estudiante y deportista. “Mi abuela fue quien me inculcó la educación, fue ella la que me dijo que nunca dejara de estudiar”’, apunta el joven que actualmente tiene 25 años y está en el cuarto semestre de Licenciatura en Deportes.

“En mi experiencia de vida aprendí que hay que disfrutar cada momento, precisamente eso me tiene sorprendido de Medellín, acá la gente se goza el baloncesto, juega con lealtad y eso es lo que más me ha gustado de estos Juegos Universitarios Nacionales 2018’’, dice el alero que hoy sueña con terminar su carrera y ser un gran profesional.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Previous post

Armando Arcila, cerca de 30 años contando historias deportivas

Next post

BMX del Oriente tendrá capacitación

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *