Una noche gris en el coloso de la 74

[displayAdzone id="8"]

Por: Charlyn García Vélez

En medio de una noche lluviosa sobre la capital antioqueña se jugó la octava fecha de la Liga Águila II, encuentro disputado entre Atlético Nacional y Atlético Bucaramanga, con un total de cinco goles, dos para el local y tres para el visitante. Los 10.322 asistentes fueron testigos de las excelentes condiciones del drenaje de la cancha, gracias a las reformas que realizó el Inder Medellín a mitad de año en el estadio Atanasio Girardot.

Sin duda, todos hablan del encuentro, del juego y de la mala situación por la que pasa el equipo verde, pero los que más sufren son los hinchas, aquellos que sin importar la crisis por la que está pasando el equipo siguen asistiendo para alentarlo y corear sus canciones.

Esos buenos hinchas que siguen su legado ¡Vamos todos juntos, la hinchada y los jugadores! Por más que se agarraban la cabeza, insultaban, gritaban y cantaban los goles, seguían diciendo, te seguimos en las buenas y en las malas. Otros decían que preferían a Monetti, el mismo que días atrás no querían ni ver, otros insultaban a Vargas, Moreno y algunos se preguntaban, ¿qué le pasa a mi equipo?

Finalizando el encuentro llegó el tercer gol del equipo bumangués, los hinchas solo se tomaron la cabeza y se escuchó en voz baja, esa fue la ley del ex y por partida doble. Mientras bajaba las escalas, un grupo de amigos hablaban y decían, “no comimos antes, nos mojamos, corrimos para llegar a tiempo y simplemente para verlos perder, pero no importa, seguiremos viniendo para acompañarlos”.

Mientras escuchaba los comentarios pensaba, estos son los verdaderos hinchas, los que quieren el equipo, no silbaron a ningún jugador, alentaron los más de 90 minutos de juego y aplaudieron al equipo mientras bajaban a zona mixta, sin importar el resultado en contra.

 

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Previous post

Joma también vestirá a la selección antioqueña masculina de fútbol de salón

Next post

¡Programación de infarto!

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *