Cuando Nacional y Medellín hicieron historia en un mismo torneo

[displayAdzone id="8"]

Por: Santiago Rendón Londoño

Al llegar a las últimas fechas del todos contra todos en el rentado nacional, los equipos comienzan una lucha sin tregua en la que ninguno quiere dejar puntos en el camino: algunos pelean por no descender, otros piensan en asegurarse un lugar en los ocho y otros buscan ratificarse como favoritos, ubicándose en la parte alta de la tabla.

No solo basta con clasificar, sino que los clubes buscan alcanzar un colchón de puntos que les permita cerrar la mayor cantidad posible de rondas como local (el de más puntos en la general del semestre termina en casa), o sumar en la reclasificación como vía para clasificarse a torneos internacionales.

Sin embargo, ubicarse en la parte alta de la tabla no es garantía de cara al título: de las 33 estrellas que se han disputado en Colombia desde la creación de los torneos cortos, solo 13 han quedado en manos del equipo que finalizó en primer lugar, e inclusive en cuatro ocasiones el que entró como octavo clasificado se coronó campeón.

Más allá de eso, los equipos siempre se enfocan en hacer campañas aceptables desde la etapa regular, con el fin de marcar favoritismo y solidificarse de cara a las finales, y muchas veces ese esfuerzo se ve materializado en récords, como cuando Atlético Nacional e Independiente Medellín alcanzaron la mayor cantidad de puntos de su historia en un mismo semestre.

El cuadro verde llegó a la histórica cifra de 49 puntos, la más alta de los torneos cortos; en total fueron 15 victorias, cuatro empates y apenas una derrota para los dirigidos en aquel entonces por Reinaldo Rueda. Aquella campaña tuvo su momento glorioso cuando, después de dejar eliminado a Jaguares en cuartos, a Millonarios en semis y de haber pasado de un 0-2 contra Cali en el Palmaseca a un 5-1 en Medellín, Nacional alcanzó su estrella número 16, hasta el momento la última en su palmarés.

La historia para el Independiente Medellín no tuvo un final tan feliz, pero también le permitió marca un hito: después de 13 victorias, tres empates y cuatro derrotas, el Rojo paisa se ubicó en la segunda casilla de la tabla con 42 puntos, superando el anterior récord de  40 puntos que había alcanzado en el 2016-I, cuando se coronó por sexta vez en el profesionalismo. El traspié llegó en los cuartos de final, pues fue sorprendido en la cancha del Cali con un apabullante 4-1 y en su estadio quedó a un gol de forzar los penales (3-1).

Ahora, si bien ambos clubes quedarán cortos este semestre en comparación con sus mejores campañas, aún pueden alcanzar una cifra alta de puntos (el DIM puede llegar a 38 y Nacional a 37), e inclusive son candidatos a quedarse con el liderato al final del todos contra todos, teniendo en cuenta que están a cuatro y tres unidades respectivamente de Tolima, Bucaramanga y La Equidad, los oncenos que comparten la cima en este momento.

Foto cortesía: Wilson Valencia. 

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Previous post

Antioquia ganó y clasificó a las semifinales del Nacional Juvenil Femenino

Next post

Decathlon llega al valle de Aburrá.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *